jueves, 31 de diciembre de 2009

Conexión

Siempre creí en la atracción. Algo más allá de lo normal, algo que está en nuestras cabezas; el poder mental.
Mi papá me enseñó que cuando uno quiere mucho una cosa, la tiene que desear, "atraerla mentalmente". Creo que tiene mucha verdad, y lo veo en los resultados. Consiste en pensar algo, con toda tu fuerza, todo el tiempo, desearla con todo lo que podés. Y así -tiempo al tiempo- llega. Tarda en llegar, y al final hay recompensa, diría Gus.
Pero ahora vamos al tema; creo que esta conexión se puede dar entre 2 personas. Pero tiene que ser mutuo. Nunca les pasó que estás pensando en una persona, y justo te llega un mensaje de texto, te habló en el msn, o algo asi? Ahí está la conexión. Los dos estan pensando, deseando al otro. Y por eso se "atraen mentalmente".
Pero, ¿qué pasa cuando uno no piensa en el otro? Se rompe la conexión. Y ahí falla. O vos no pensas más en él/ella, o él/ella no piensa más en vos. ¿Y qué pasa? Por más que el otro lo desee, tiene que estar la otra parte, la otra mitad. Si no está, perdiste.
Y es feo cuando antes tenías la conexión, y de un día al otro no la tenés más, sin ninguna explicación.

O quizás mi mente se lo inventó todo!

Chris.

2 comentarios:

maria belen dijo...

nose que te pasa estas flashando todo christian BASTA! tenemos que hablar nose conectate o algo xq no me caben las indirectas.

Agustina, dijo...

Me pasa tan seguido, you know it. Con vos, cuaaantas veces nos pasa? Sos lo mejor, y lo sabes ♥